La insoportable levedad del ser es un libro de filosofía enmascarado en forma de novela, o una novela con pretensiones de libro de filosofía. De cualquier forma, es una obra extraordinaria.

Ambientada en Praga en 1968, y por tanto con la Primavera de Praga como telón de fondo, trata la historia de un hombre y una mujer, Tomás y Teresa, y de sus dudas existenciales, especialmente en cuanto a las relaciones sexuales y amorosas. El libro relata escenas de la vida cotidiana, pero trazadas con un hondo sentido trascendental. Todo ello sobre un tema abstracto y milenario, el de la inutilidad de la existencia y la necesidad o no del eterno retorno de los momentos para dotar a la vida de sentido, como ya planteaba Nietzsche. Cómo puede ser la vida una buena profesora si sólo tenemos una para vivirla? Cómo podemos actuar en su gran obra si el ensayo para la vida es la vida misma?

Kundera trata a sus personajes de una forma bastante simple, empleándolos para plantear una serie de cuestiones en lugar de sumergirse en una profundidad psicológica. Y aún así fascinan. Los sentimientos y motivaciones de Tomás y Teresa acaparan enseguida la atención del lector. A Kundera le interesan el amor y el sexo, y el modo en que crean lazos en las personas, siendo tan ligeros y vulnerables, y a la vez tan importantes. En una época en que la ideología y la opresión política crean paranoia y estupidez y el sentido común en la vida diaria parece a punto de derrumbarse – la Checoslovaquia post-68- el amor y el sexo son de las pocas cosas que quedan a las que aferrarse. Sin duda es una de las mejores obras representativas de la crítica comunista en la Europa del Este. Por este motivo tuvo que ser publicada por primera vez en Francia en 1984, y no pudo ver la luz en su Chequia natal hasta el año 2006.

El libro juega con los opuestos: la vida y la muerte, el peso y la levedad. Tomás encarna la livianidad, cómo pasa de una amante a otra porque no soporta acostarse con una sola mujer, manifestando su clara separación del sexo y el amor. Mientras tanto, Teresa lucha con el peso, al sentirse destrozada por las infidelidades de Tomás pero a la vez deseosa de seguir a su lado. Y es que la novela pretende entender las relaciones humanas, intentando identificar qué nos hace precisar tan desesperadamente de compañía y explicar los complejos deseos que poseemos. Es la ausencia de toda responsabilidad una verdadera “levedad”? Puede esta absoluta ligereza llegar a volverse insoportable y aplastanos bajo su peso? El libro nos enseña lo vulnerables que somos, lo miserables que nos pueden hacer nuestros deseos contradictorios, impulsos y aspiraciones. Kundera también reflexiona sobre las decisiones que tomamos, y el modo completamente aleatorio en que estas desembocan, basadas quizá en infinitas sucesiones de casualidades.

 


“El crepúsculo de la desaparición lo baña todo con la magia de la nostalgia.” 

“¡En efecto, quien busque el infinito, que cierre los ojos!”

“La verdadera bondad humana, con toda su pureza y libertad, puede ponerse en primer plano sólo cuando su recipiente no tiene poder. El verdadero examen moral de la humanidad, su examen fundamental (que yace enterrado profundamente lejos de la vista) consiste en su actitud ante esos que están a su merced: los animales. Y en este sentido la humanidad ha sufrido una derrota. Una derrota tan fundamental que todas las demás provienen de ahí.”

“La cultura sucumbe bajo el volumen de la producción, la avalancha de letras, la locura de la cantidad. Por ese motivo te digo que un libro prohibido en tu país significa infinitamente más que los millones de palabras que vomitan nuestras universidades” 

“El amor no se manifiesta en el deseo de acostarse con alguien, si no en el deseo de dormir con alguien”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nombre *