Los nuevos paradigmas de trabajo surgidos gracias a internet me permitieron hacer de lo que más me gusta -la creatividad- una profesión. Fui al instituto durante la primera década del nuevo milenio, y el discurso imperativo en la escuela era el de la especialización: estudia una profesión y dedícate a ella hasta que te jubiles. Cumplí la comanda y me decanté por la informática pero, a la hora de incorporarme al mercado laboral, la exclusividad pesaba como una losa sobre mis ambiciones.

Me encanta crear webs. Cada vez que alguien abre tu página es como si aterrizase en tu planeta, y quiero ser la artífice de ese universo particular. Me encanta tomar fotografías, captar la magia de un instante congelado en el tiempo, mostrar la realidad bajo una perspectiva de 35 mm. Me encanta el marketing digital y poder gritar al mundo quién eres sin tener que moverte del salón, especializar el mensaje para entablar un verdadero diálogo. Me encanta enseñar, y el orgullo de ver a alguien progresar bajo tu instrucción. ¿Por qué habría de quedarme sólo con una de estas facetas?

Fue entonces cuando decidí tomar las riendas de mi vida profesional. Combinar disciplinas me posibilita no sólo trabajar de la forma que de verdad me gusta, sino también poder ofrecer servicios más completos, pues estoy convencida de que para que algo funcione de verdad ha de haber concordancia, una sincronía entre todas sus partes.  

EL PROCESO

Todo empieza con una idea. 

01 IDEA

Tienes una idea. Tal vez haces unos maravillosos tallados y quieres montar una tienda donde monetizar tu arte. O has decidido cultivar tu creatividad comprándote una cámara y necesitas unas clases básicas de manejo. Quizá ya regentas un negocio pero no sabes cómo hacerlo crecer a través de internet. Sea como sea, ya has dado el primer paso.

02 CONCEPTO

Tenemos que hablar. Cuéntame tu historia, tu visión y tus objetivos y entre ambos daremos forma y detalle a ese bosquejo que tenías en la cabeza. Te sorprenderá la cantidad de posibilidades que puede tomar el plan. Para elegir el camino adecuado, te ayudaré a aunar tu concepto con la meta a alcanzar, en un proyecto que sea eficiente y al mismo tiempo un reflejo de tu identidad.

03 DESARROLLO

Es mi turno. Pondré en uso mis conocimientos, visión y experiencia para llevar a cabo el proyecto. Durante este tiempo nos mantendremos en contacto y te actualizaré periódicamente con el progreso realizado. ¡Ten paciencia! Ya sé que ansías ver el resultado, pero la calidad toma su tiempo. En el presupuesto irá incluida la fecha de entrega.

04 RESULTADO

La mejor parte. Revelar el resultado me recuerda a la noche de Reyes Magos, sólo que esta vez yo soy la que viene de Oriente y tú el niño que ha dejado galletas y leche para los camellos. Te entregaré todo el material acordado y, si el plan incluía mantenimiento o cambios, planearemos cuándo volver a vernos o nos mantendremos en contacto por los medios habituales.

F. A. Q.

Preguntas frecuentes.

En la sección de “Contacto” (menú superior) hay un formulario para enviarme un email. A partir de ahí, iremos hablando por el medio que te resulte más conveniente para concretar los detalles.

Los proyectos siempre empiezan de la misma manera: te pones en contacto conmigo vía email o teléfono y me comentas qué es lo que deseas hacer. Acordamos una reunión que puede ser en persona, por Skype o llamada y ahí entramos en detalle, me explicas minuciosamente tu idea y yo te haré las preguntas que considere relevantes. Con la información obtenida en esta cita redactaré un documento de presupuesto que describa el proyecto y especifique su coste, así como el tiempo de realización y los posibles extras, que recibirás en un plazo máximo de 2 días laborables desde nuestra reunión. Todo esto es, por supuesto, gratuito.

Al igual que la historia de cada uno de nosotros es distinta, no hay dos proyectos iguales. La lista de servicios engloba los encargos más comunes que recibo, pero estoy abierta a salir de mi propia caja de arena siempre que las posibilidades lo permitan.

Proponme tu proyecto y entre ambos veremos si puedo realizarlo. También es posible que pueda llevarlo a cabo en colaboración con otro profesional o que pueda derivarte a la persona adecuada.

No, los proyectos son muy diversos y en ellos intervienen múltiples factores, así que los precios que aparecen en la página son orientativos. Al finalizar el proceso de entrevista recibirás un presupuesto detallado con una descripción del proyecto, el tiempo de entrega y el precio final.

Sí. Por ejemplo, es común contratar conjuntamente la página web con copywriting y plan de marketing, o fotografía y diseño. También puedes aprovechar una sesión de fotos para recibir unas clases de fotografía. ¡Tú eliges!

En general sí, pero todo dependerá de la fecha y el lugar.

Diría que con, pero no soy una radical del concebollismo. Lo verdaderamente importante es que el huevo no esté demasiado cuajado.

HABILIDADES

Las incesantes ganas de aprender casan a la perfección con un mundo tan cambiante como es el digital. Internet democratizó la enseñanza y me descubrió que miles de habilidades estaban al alcance de un click. 

Creatividad
Flexibilidad
Innovación
Dedicación
Comunicación
Eficiencia

LO QUE DICE LA GENTE

  • ¡Las fotos más bonitas que nos han hecho! Nos encantan todas, tanto que no sabíamos cuál elegir para enmarcar.

    S. F. & A. V.

    Sesión de fotos de pareja

  • No tenía ni idea de qué poner en mi web y newsletter así que opté por contratar a Helena para escribir los textos. Me ahorró horas de quebraderos de cabeza y me dio textos suficientes para enviar emails quincenales durante 6 meses.

    B. P.

    Copywriting

  • Helena hizo una web maravillosa y las fotos tienen muchas calidad y reflejan mi negocio al 100%

    I. R.

    Página web y fotografía de negocio